Iglesia Cristiana Monte Sinai

Amando a Dios. Creciendo en la sana doctrina. Llevando a Cristo al mundo.

ICMS-Nuestra-Historia-01

La la historia de la iglesia comenzó por medio de una reunión de oración que decidimos tener los días Miércoles y Viernes. Teníamos por igual un estudio bíblico y compartíamos los planes que teníamos para tener una reunión oficial como iglesia.

En Marzo de 1990 comenzamos las reuniones en nuestro apartamento localizado al 3335 Hauck Street, entre las calles Desert Inn y Spring Mountain. Con solo cinco personas le dimos inicio al primer paso de fe de los muchos que habríamos de tener. Poco a poco Dios estaba trabajando y preparándonos para lo que venía.

En esos momentos pertenecíamos a la Asociación Bautista del Estado de Nevada. Con su ayuda pudimos conectarnos con el pastor Michael Rochelle de la que era la Iglesia Bautista de West Oakey. Esta iglesia tenía un trailer, el cual nos prestaron solo por dos meses. Desde Septiembre hasta Diciembre de ese año. Volvimos a nuestras reuniones de oración en el apartamento. Pero esta vez estiramos nuestra fe y decidimos ir por la búsqueda de un par de locales. Dios había puesto esto en nuestros corazones que él estaba detrás de esta obra. Dios quería que pusiéramos toda nuestra fe en él solamente. No quería que miráramos lo pequeño de nuestro grupo ni los pocos recursos que teníamos. Dios quería glorificarse como lo hizo con Gedeón y sus trescientos compañeros de armas.

ICMS-Nuestra-Historia-02

La hermana Isabel Dominguez fue la encargada de buscar concertar una cita con agentes de propiedades comerciales. Un día Martes en Abril 1991 nos reunimos con un agente del centro comercial que estaba localizado en Tropicana y Pecos. La compañía cobraba $1.25 por pie cuadrado y quería firmar por dos años. Nuestra propuesta era inconcebible, $0.35 el primer año y $0.75 el segundo. Teníamos fe que habrían de ceder y así fue. El Miércoles estábamos firmando nuestro contrato. El asunto ahora quedaba en ponernos a preparar los locales: hacer paredes para un cuarto para los niños; poner el auditorio; hacer un púlpito; preparar una pequeña cocina; etc. En fin, lo pudimos hacer todo en cuestión de 5 días, trabajando casi 20 horas por día. Nuestra primer reunión fue un éxito, tuvimos 45 personas. Invitamos a otras iglesias y a nuestras amistades.

ICMS-Nuestra-Historia-03

Nuestro primer año Dios se estaba moviendo entre nosotros, ya que pudimos alcanzar sesenta personas. El espacio se convirtió en un problema, ya que solo teníamos capacidad de sesenta y cinco.

Dios quería que nos pusiéramos a orar de nuevo y a confiar solo en él. Uno de los jóvenes de la iglesia, Jocabet Arias, quería bautizarse y buscamos un lugar para poder hacerlo. Nos recomendaron que llamáramos a la iglesia bautista de Green Valley. Y nos respondieron que con mucho gusto podíamos tener el bautismo allí un día Sábado. Terminado el bautismo, una persona venía caminando por el pasillo del santuario, era el pastor de la iglesia Frank Lewis y para mi sorpresa me pregunta: ¿Qué necesitan como iglesia? Estaba asombrado que esa fuera su pregunta. Dios tenía preparada la respuesta: Vayan a la iglesia bautista de Paradise Valley en la calle Tamarus. Los hermanos están por perder el edificio porque no podían pagar. Y terminado el bautismo nos fuimos a esa dirección. El corazón de los hermanos, como unos veinte, saltó en nuestros pechos. Sentimos un gozo indescriptible, dimos siete vueltas alrededor del edificio y nos arrodillamos enfrente del estacionamiento y oramos, pidiendo al Señor se hiciera su voluntad.

ICMS-Nuestra-Historia-04

Nos pusimos de acuerdo con el pastor de la iglesia Jim con el cual firmamos un contrato por dos años. Todavía nos quedaban dos meses de alquiler en los locales de Tropicana y Pecos. Dios nos proveyó pagar los dos meses que eran $1,200.00 por mes y ahora teníamos que pagar además de esto unos $1,300.00. La congregación era de unas 80 personas cuando nos movimos aquí en la calle Tamarus. Nuestra primer reunión fue el día 4 de Diciembre de 1992.

ICMS-Nuestra-Historia-05

Los hermanos americanos sufrieron muchas enfermedades y no pudieron seguir con sus obligaciones en seguir pagando el edificio. El pastor Jim McGuire tuvo un infarto y tuvo que dejar el pastorado. Para nuestro asombro, esta propiedad con un valor de un millón doscientos mil dólares ahora pasaba a ser la propiedad de la Iglesia Cristiana Monte Sinaí. Nuestra cuenta de ahorro en aquel entonces era solo de $500.00 dólares.

ICMS-Nuestra-Historia-06

Dios es grande, pero no se detiene allí. El desea que sigamos expandiendo nuestra fe. Así que en el año 1997 tuvimos que expander el edificio y construímos cuatro cuartos adicionales. Nuestra deuda era ahora, $125,000.00 más los $95,000.00 de la ampliación se nos hizo $220,000.00 el préstamo. Dios ha sido tan bueno con nosotros en el sentido que a pesar de los problemas financieros que ha sufrido la nación desde el 2008 y donde tuvimos muchas pruebas para mantener los pagos, Dios nos proveyó el que pudiéramos terminar de pagar completamente el prestámo en Enero del 2013. Estamos libres de deuda y con vista de terminar el nuevo edificio que nos ha de proveer otros 2,600 pies cuadrados.

ICMS-Nuestra-Historia-07

La iglesia sigue creciendo a paso lento pero seguro. Nuestra determinación es seguir compartiendo la sana doctrina, la cual nos ha distinguido desde que comenzamos en el año 1990. Nuestro deseo es comenzar a la finalización de la obra, cultos completamente en inglés en forma simultánea con los cultos que tenemos en español.

Te invitamos a que seas parte de nuestra familia. Esperamos con el favor de Dios poder construir nuestro nuevo santuario enfrente donde tenemos el santuario ahora. Por eso, comparte con nosotros las bendiciones que nuestro buen Padre Celestial nos ha otorgado en estos últimos veintitrés años.

En el amor de Cristo, Pastor Ozzie Barletta