Iglesia Cristiana Monte Sinai

Amando a Dios. Creciendo en la sana doctrina. Llevando a Cristo al mundo.

Se enojó y se enfureció

Lectura Bíblica: Nehemías 4:1

Cuando uno confronta a los problemas y empieza a buscar la solución y a trabajar para quitarlo de en medio, el enemigo inmediatamente se levantará para desanimarte enseguida. El enemigo se enoja y se enfurece en gran manera. No te desalientes por esto ni por las burlas que pueda tratar de poner en tu mente: ¿Qué hacen estos débiles judíos? ¿Acabarán en un día? 

Esa es su forma de empezar a mostrar su fastidio, porque sabe que Dios está de nuestro lado. Cuando emprendas una obra para el Señor, puedes estar seguro (a) de que el enemigo se ha de enojar y se ha de enfurecer. Ese es el resultado de tu esfuerzo que produce gozo y tranquilidad. Déjalo que se ponga así y tú di: El gozo del Señor mi fortaleza es (Nehemías 8:10).