Iglesia Cristiana Monte Sinai

Amando a Dios. Creciendo en la sana doctrina. Llevando a Cristo al mundo.

No contristemos al Espíritu Santo

Lectura Bíblica: Efesios 4:30

¿Te has puesto a pensar cuánto dolor le podemos causar a una persona que te ama tanto? El amor de Dios se ha derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado (Romanos 5:5). Sellados para el día de la redención (en Efesios 1:14 nos dice que el Espíritu Santo es las arras o el depósito dado hasta el día de la redención). El creyente tiene asegurado su futuro. Por eso, no causes dolor en su corazón al ir en contra de la voluntad de Dios.