Iglesia Cristiana Monte Sinai

Amando a Dios. Creciendo en la sana doctrina. Llevando a Cristo al mundo.

Mateo 23:11,12

Muy a menudo somos tentados por el pecado del orgullo. Pedro tenía una cantidad tremenda de excesiva confianza en si mismo. El Señor Jesús le enseñó humildad a Pedro a través de haberlo negado públicamente. Pedro después escribe en su epístola: Dios resiste a los soberbios (I Pedro 5:5). Si crees tener talento, fuerzas o dones más que otros, aprende de la lección de Pedro. Dale cuentas a otros y pídeles que sean honestos contigo. Sus palabras pueden llegar a producir dolor en ti, pero es mejor eso que caer con el rostro al suelo por causa del orgullo.