Iglesia Cristiana Monte Sinai

Amando a Dios. Creciendo en la sana doctrina. Llevando a Cristo al mundo.

Los labios mentirosos

Proverbios 12:22

La mentira crea desconfianza, trae destrucción a una relación sólida, ya que impide que se puedan comunicar cosas importantes el uno al otro. La mentira produce que no exista intimidad y gozo en dos personas que se quieren. Por eso Dios abomina la mentira y los labios mentirosos. El padre de mentiras, el diablo, según Dios, fue hecho un asesino porque Adán y Eva murieron espiritualmente hablando para toda una eternidad al haber pecado en su contra. Y todo fue producto de una mentira la cual ellos creyeron como verdad.

Por eso Dios odia a aquellas personas que se dedican a mentir y a engañar a otros.

Oración: Padre que estás en los cielos ayúdame a odiar todo aquello que tú odias. Yo quiero ser mensajero de la verdad siempre. No quiero en ningún momento dañar una relación para protegerme a mi mismo si cometo un error. Gracias por quererme tanto y por eso deseo querer a mi prójimo y protegerlo de toda mentira. En el nombre de Jesús, amén.