Iglesia Cristiana Monte Sinai

Amando a Dios. Creciendo en la sana doctrina. Llevando a Cristo al mundo.

La verdadera prosperidad del creyente

Salmos 1:3

El justo se describe en el versículo 2 como uno que se deleita en la ley de Dios y constantemente medita en Su Palabra. En el versículo 3 un árbol se utiliza para representar a su dependencia de la Palabra de Dios y las bendiciones que de él se derivan. La vida de un árbol depende de un suministro continuo de agua. Aunque sé muy poco acerca de los árboles, me han dicho que ellos absorben cientos de galones de agua de la tierra y lo devuelven a la atmósfera a través de sus hojas. El punto se hace así que, así como la vida del árbol depende de un suministro de agua, la vida espiritual del santo depende de la abundante oferta de la Palabra de Dios. Como nuestro Señor mismo dijo, citando la ley (Deuteronomio 8:. 3), "'El hombre no vive solamente de pan, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios'" (Mateo 4: 4.). Josué tuvo una linda promesa de parte de Dios: Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito, porque entonces harás prosperar tu camino y todo te saldrá bien - Josué 1:8