Iglesia Cristiana Monte Sinai

Amando a Dios. Creciendo en la sana doctrina. Llevando a Cristo al mundo.

La mano de los diligentes

Proverbios 12:24

Una persona que es diligente es cuidadosa y es rápida para hacer aquello que tiene que hacer. Y los perezosos trabajan para aquellos que son de esta manera, si no, no pueden sobrevivir. La persona diligente no espera a que las cosas sucedan, él (ella) hace que las cosas sucedan. Todos aquellos que ven la necesidad toman acción como lo hizo el Buen Samaritano. El sacerdote y el escriba habían visto la condición de la persona que estaba herida y moribunda, pero no hicieron nada. 

El hijo de Dios se destaca por su manera de actuar, tiene gozo cuando tiene la oportunidad de hacer algo para el Señor. Por eso, la mano del diligente señoreara, porque Dios está involucrado personalmente en su obra.

Oración: Padre Celestial, en este día es mi placer estar dispuesto a hacer todo aquello que sea necesario para tu obra. Te amo tanto, por que me viniste a buscar cuando yo estaba perdido. Me viniste a dar vida cuando yo no la tenía. Gracias por tu amor y tu divina bondad. Recibe honra por siempre, en Cristo Jesús, amén.