Iglesia Cristiana Monte Sinai

Amando a Dios. Creciendo en la sana doctrina. Llevando a Cristo al mundo.

Filipenses 1:27,28

Ser pesimista es una manera miserable de vivir. Porque influye sobre otros de una forma negativa. Apaga el ánimo y produce en otros el abandonar en lugar de persistir. El que es leal con el Señor será una persona optimista a pesar de las circunstancias negativas por las cuales pueda estar atravesando. Por eso es bueno comportarnos como es debido y proyectar un buen testimonio ante los demás que siguen al Señor. El Señor no desea que seamos piedras de tropiezo. Recuerda que Dios es el Dios de lo imposible. Anima a otro hermano en este día que se encuentra desanimado.