Iglesia Cristiana Monte Sinai

Amando a Dios. Creciendo en la sana doctrina. Llevando a Cristo al mundo.

En su ley medita pt. 2

Salmos 1:2

El problema que tenemos en mirar el valor que tienen las palabras del salmista se revela más bien sobre nosotros que sobre la ley de Moisés. Nos inclinamos a ver la ley como restrictiva, mezquina, y en confinamiento. Lo que no reconocen es que la ley no era sólo la fuente de normas y reglamentos específicos, sino que también tenía la intención de enseñar los principios que regirían sus acciones. La cuestión fundamental que subyace en el Sermón del Monte era sobre la interpretación de la ley del Antiguo Testamento. Los escribas y fariseos interpretaban la ley, sólo en términos de datos (en las palabras de Jesús, "mosquitos", Mateo 23:24), mientras que Jesús se refería así a los principios (los "camellos", Mateo 23:24) . 

Por ejemplo, los escribas y los fariseos diferían entre sí sobre los motivos por los que un hombre podía divorciarse de su esposa. Jesús, en cambio, no quiso hablar sobre los casos excepcionales en los que se permitía el divorcio, "debido a la dureza de los corazones de los hombres", sino que hizo hincapié en el principio de permanencia que la ley enseñó: "Por tanto, lo que Dios ha unido , ningún hombre lo separe "(Mateo 19:6). Dios siempre nuestro bien y él sabe y conoce lo que es mejor para nosotros. El pecado ha dañado nuestra percepción de lo que es mejor para nosotros. Medita en su ley y llena tú corazón de gozo, al saber que la ley de Dios es perfecta y hace sabio al sencillo.