Iglesia Cristiana Monte Sinai

Amando a Dios. Creciendo en la sana doctrina. Llevando a Cristo al mundo.

El alma de los prevaricadores

Proverbios 13:2

La función del prevaricador es incitar a su prójimo a cometer faltas e ir en contra de los mandamientos de Dios. Estos se destacan por engañar a la gente aún usando la palabra de Dios con el fin de llevarlos a hacer lo malo. Hay un dicho que dice: El pez por la boca muere... Dándonos a entender que por sus palabras, el prevaricador hará relucir la intención que quieren lograr. 

El fruto de los labios del creyente es para bendecir y para contribuir al crecimiento de la obra. No busca dividir, sino edificar. 

Oración: Padre ayúdame a ser un hijo cuyas palabras bendigan a tu pueblo y que pueda ser instrumento tuyo para detener las intenciones del prevaricador. En el nombre de tú Hijo Jesús, amén.