Iglesia Cristiana Monte Sinai

Amando a Dios. Creciendo en la sana doctrina. Llevando a Cristo al mundo.

La Pascua

Levítico 23:4,5

La historia de la pascua y de las fiestas en general es un estudio fascinante. Desde el Antiguo Testamento hasta el Nuevo Testamento, Dios provee el plan entero de salvación para la humanidad.

La palabra fiesta moadim, quiere decir literalmente, verso 7, santa convocación.

El deseo de Dios es estar reunido con su pueblo, para hablarnos, escucharnos y así tener compañerismo. Para que esto suceda, necesitamos entender la historia de la pascua.

La palabra pesech, quiere decir: pasar por alto o por encima de. Así que vamos a ver la relación que tiene esta fiesta con Jesús.

I. I Corintios 5:7 - Nuestra Pascua es Cristo

La historia la encontramos en Éxodo 12:13 - 20.

En primer lugar vemos:

1) La sangre nos será por señal - En Hebreos 9:22, nos dice que sin derramamiento de sangre no se hace remisión.  La palabra remisión, quiere decir: Perdón de una culpa o condena que priva la libertad a una persona. En Hebreos 9:15, nos dice que Jesús es el mediador de un nuevo pacto. Y Jesús obtuvo eterna redención (rescate que se paga para liberar de la esclavitud al cautivo. Liberación de una obligación que nos era desfavorable).

El sacerdote debía rociar con sangre el altar delante del velo. En Levítico 16:16, nos dice, que se hacía para purificar el santuario a causa de las impurezas, de sus pecados y rebeliones del pueblo. La purificación representaba quitar o limpiar algo que estaba imperfecto. Ya que sin santidad nadie verá al Señor. 

En Levítico 23:27, Se le llama también el día de la expiación. Era el sacrificio que se sufría como castigo por el delito cometido. Se borraban las culpas y desaparecían. Juan el Bautista dice de Jesús; El Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. 

El sacrificio habla de dolor, angustia y sufrimiento. La Palabra dice que Jesús fue molido por nuestras transgresiones. El sacrificio representaba que iba a sufrir con mucho dolor. Significaba que Jesús tomaría la copa de ira de Dios. 

El sufrimiento se ve en la parte física. Lucas dice: Este es mi cuerpo que por ustedes es dado. Pablo dice: Este es mi cuerpo que por ustedes es partido. Isaías habla de que fue molido por nuestras rebeliones. En el Salmos 22, nos dice que sus huesos se descoyuntaron y su corazón se derritió como cera.

Se ve en la parte espiritual, ya que en Éxodo 12:17 se debía de guardar la fiesta de los panes sin levadura. Y en el verso 15, no podía haber ni un pequeño vestigio de levadura, ya que representaba el pecado. En I Corintios 5:6 - 8, podemos ver esto en detalle. Ya que somos el templo del Espíritu Santo (I Corintios 3:16,17).

Si Dios vive en nosotros, nuestra prioridad es de vivir en santidad.

II. Levítico 23:19 - Los Corderos de la Expiación

En Éxodo 12:5, el cordero debía ser sin defecto. Pedro dice en su primera epístola que Jesús es el cordero sin mancha y sin contaminación.

En Hebreos 4, nos dice que Jesús era a nuestra semejanza pero sin pecado. El poder del Altísimo fue sobre María y la cubrió con su sombra y así nacería el Hijo de Dios. 

Pablo dijo que Jesús no conoció pecado y por nosotros se hizo pecado. Levítico 16:15, uno de los corderos tenía que ser degollado y su sangre esparcida en el santuario por los pecados del pueblo. 

Segundo cordero, Levítico 16:20 - 22, confesar todas las iniquidades sobre el para enviarlo por el desierto para llevar el pecado. Salmos 103:12, cuanto está lejos del oriente del occidente, hizo alegar de nosotros nuestras rebeliones. Este cordero se llamaba el expiatorio. 

De acuerdo al libro de Hebreos, Jesús tiene un sacerdocio inmutable, que no cambia y que puede salvar perpetuamente a los que se acercan a Dios.

Hebreos 9:26 - para quitar de en medio al pecado.

Hebreos 10:14 - Con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.

Jesús muere en la celebración de la pascua, por eso es importante.

III. I  Corintios 11:23 - 26 - La Santa Cena

Basado en Éxodo 6:6,7 habían cuatro copas que se tomaban durante la cena.

a) La copa de santificación - Éxodo 6:6 - Nos sacará con brazo extendido...

Esta copa es de celebración en cuanto nos sacó de las tinieblas a su luz admirable.

b) La copa de Liberación - Éxodo 6:6 - Los libraré de su servidumbre...

Jesús dijo: Si el Hijo los libertare, serán verdaderamente libres. Libres de la esclavitud del pecado.

c) La copa de la Redención - Éxodo 6:6 - Los redimiré con brazo extendido... 

Es el poder soberano de Dios, el que pueda pagar el alto precio de nuestras almas.

d) La copa de la Restauración - Éxodo 6:7 - Los tomaré por mi pueblo y seré su Dios...

En este momento recitaban los Salmos 115 - 118 y el 136. Esta copa tenía que ver con la llegada de Elías. Esto nos conecta en el futuro glorioso con la llegada de Jesús para establecer su Reino. 

Jesús dijo en Juan 14 - Los tomaré a mi mismo, para que donde yo esté, ustedes también lo estén.