Iglesia Cristiana Monte Sinai

Amando a Dios. Creciendo en la sana doctrina. Llevando a Cristo al mundo.

La Iglesia en Pérgamo

Apocalipsis 2:12 - 17

Continuando con la serie de los mensajes de las siete iglesias del Apocalipsis, vemos al Señor Jesús enviando palabra o un mensaje corto a la iglesia en Pérgamo. Esta iglesia existió en realidad y el Señor le escribe porque tenía una cuestión muy específica que tratar. El Nuevo Testamento prácticamente vemos al Señor tratando con asuntos de las iglesias (Roma, Corinto, Efeso, Tesalónica, Galacia, etc.). Dios trata con Efeso porque había dejado su primer amor; a Esmirna porque estaba pasando por persecución y a Pérgamo ahora porque hace concesiones con el mundo. Es decir era una iglesia que quiere complacer a Dios, pero al mundo por igual. 

El Señor le escribe al ángel, al pastor y mensajero de la iglesia. De la manera que le escribe en cuanto a su persona, no es nada agradable. No está contento con lo que pasa allí dentro de la iglesia. El es el responsable, por que es el administrador o sobre veedor. El Señor Jesús se presenta en forma judicial, con autoridad, como juez y como aquel que ha de ejecutar la justicia.

I. Verso 12 - El que tiene la espada aguda de dos filos

Ya en el capítulo uno y en el verso dieciséis se muestra de la misma manera. No hay un verso que explique mejor este punto como el de Hebreos cuatro y verso doce. Cuando el Señor habla de esta manera, es para causar estragos, ya que la palabra es el instrumento de juicio que cae sobre todos aquellos que lo merecen. La imagen como podrán ver es de fuerte contenido. En Apocalipsis diecinueve y verso quince, lo vemos allí usando las mismas palabras, espada aguda que sale de su boca, y es para herir y para regir y cortar a medida que se mueve. 

Es que como cristianos tenemos una identidad con Cristo, somos su iglesia. Si vivimos como el mundo, el mundo la identifica a esa iglesia como suya.

La iglesia en Pérgamo es muy probable que la fundaron los hermanos que estaban en Efeso, ya que en Hechos diecinueve y verso diez, nos dice que por espacio de dos años predicó Pablo el evangelio y abarcó toda aquellas regiones. Y estamos hablando de cien millas al Norte de donde estaba Efeso. Hoy en día se llama Bergama y está en Turquía. 

Se conocía por su gran biblioteca que contenía doscientos mil vólumenes de libros. La segunda biblioteca más importante detrás de aquella que estaba en Alejandría. Como la mayoría de todas estas ciudades, estaban llenas de templos paganos. El emperador Adriano era un ferviente devoto de los dioses egipcios como Isis o Serapis.

En la carta se menciona a Antipas, que fue un discípulo del apóstol Juan. Los historiadores dicen que defendió su fe hasta la misma muerte. Ya que lo pusieron en una holla bien grande que tenía la figura de un toro. Ponían leña y los quemaban en honor a sus dioses. Mientras lo quemaban, los sacerdotes del templo le gritaron: El mundo entero está en tu contra. A lo cual Antipas replicó: Entonces yo estoy en contra del mundo entero. 

II. Verso 13 - Los Elogios

Esta iglesia moraba donde estaba el trono y donde moraba Satanás. Esto era por medio del altar a Zeus, que era muy conocido y magnífico en su construcción. Las ruinas siguen estando en el día de hoy. Allí estaba por igual el altar de Asklepios, que era representado por una serpiente, el dios de la sanidad. Para darles una idea, la replica del altar de Pérgamo o de Zeus, está en Berlín en Alemania. 

La ciudad tenía un teatro que sentaba a diez mil personas y se cuenta que la acústica era asombrosa. 

Era el lugar donde Satanás tenía completo control y dominio. Había cero tolerancia para el evangelio. Y no es de extrañar porque Jesús dijo que si el mundo lo aborreció a él, también nos aborrecería a nosotros. Si a él lo persiguieron, a nosotros también nos perseguirían. 

Algo para destacar en estas instancias: Nuestras circunstancias adversas no nos libera de nuestras responsabilidades. 

El Señor no nos libra de lo que tenemos que hacer. Había un grupo que retenían el nombre de Dios y no negaban la fe. Pero, había un problema muy serio.

III. Versos 14 y 15 - La Exhortación

Tienes unas pocas cosas contra ti - Si son pocas, ¿por qué es tan duro el Señor con esta iglesia? Para entender el peligro que se corre debemos de ir a I Corintios 5:6, ¿no saben que un poco de levadura leuda toda la masa? Y en los versos 9 y 10, nos explica Pablo el de no juntarnos con aquellos que dicen ser hermanos en Cristo y viven una vida completamente inmoral. 

Tienes ahí a los que retienen - Es decir el pastor y la iglesia, los dejaban estar, no los confrontaban, no impedían sus enseñanzas. Y la iglesia que falla en poner disciplina va a sufrir consecuencias muy serias y muy graves, porque este estilo de vida se filtran de a poquito. Un error lleva a otro. El pecado si no se trata en forma rápida, causará daño en la iglesia.

Para darles una idea lo serio de permitir esto en la iglesia es que: ponen tropiezo ante los hijos de Israel. Y el Señor Jesús fue muy duro cuando dijo: Porque es necesario que vengan tropiezos, pero ¡Ay de aquel por quien viene el tropiezo! 

La Biblia es muy clara en cuanto a la disciplina, si después de tres ocasiones no se arrepienten de su mal, deben ser excluidos de la congregación. Pablo le dice a Tito: Deséchalos. 

Este Balac era un falso profeta que profetizaba por dinero. El introdujo la adoración de los dioses de Moab en Israel (Números 25:1,2). Y los hijos de Israel comenzaron a fornicar con las hijas de Moab y sacrificaban a sus dioses.

Veamos II Pedro 2:12 - 19, Pedro explica lo mismo, el desenfreno y la inmoralidad de esta enseñanza produce ira en Dios. Lo triste es que como dice en Romanos 1:32: No solo lo hacen, sino que también se complacen con los que la practican.

La luz no se puede mezclar con las tinieblas. No hay armonía entre Balaam y Cristo. Santiago dice que la amistad con el mundo es enemistad contra Dios. 

Los Nicolaítas era un grupo que enseñaba no había problema tener relaciones sexuales fuera del matrimonio o con otras personas que fuera su pareja. Esto no se puede permitir en la iglesia.

IV. Verso 16. El Mandato

rrepiéntete… Si no se arrepentían de este mal, el Señor vendría a ellos pronto. El Señor estaba esperando que hubiera un cambio en su manera de pensar o tomar una acción inmediata. Lo que es peor es que iría para hacer guerra con aquellos que pervierten el mensaje. 

Si diluimos el mensaje, la gente que viene del mundo se va a sentir cómoda, no se va a inquietar ni se va a sentir mal de sus pecados. Hay una gran diferencia con la predicación de Pedro cuando predicó por primera vez. Pedro los confrontó al grupo que puso a muerte a Jesús. Predicó de tal manera que dice Lucas que estaban compungidos de corazón y preguntaron: ¿Qué haremos? Y vean la respuesta de Pedro: Arrepiéntanse.

El mensaje es frontal, porque viene de un corazón que está lleno de amor.

IV. Verso 17 - El Consejo

El que venciere. Habla de aquellos que tienen fe en Cristo. Juan lo escribió en su primer carta y Pablo dijo que los creyentes eran más que vencedores por medio de Cristo Jesús.

Es que Cristo triunfó sobre los principados y sobre Satanás en la cruz del calvario.

El maná representa a Cristo mismo. Representa su bendición como lo hizo con Israel durante cuarenta años al sustentarlos. Representa que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo Jesús.

Ahora con respecto a la piedrecita blanca, esta era dada a todos aquellos atletas que vencían en las olimpiadas. Era la entrada para el banquete que preparaban para ellos en su honor con el fin de agasajarlos.

Nuestro Señor nos está diciendo que debemos de luchar por la santidad y un día no muy lejano, nos dará entrada al Reino celestial para celebrar las bodas del Cordero.