Iglesia Cristiana Monte Sinai

Amando a Dios. Creciendo en la sana doctrina. Llevando a Cristo al mundo.

El Mensaje a la Iglesia en Efeso

Lectura Bíblica: Apocalipsis 2:1 - 7

Vamos a comenzar una nueva serie en esta noche que nos ayudará a entender el mensaje que Dios tiene para su iglesia. En el último libro de la Biblia vemos que es Jesús mismo por medio de un ángel que le transmite el mensaje a Juan para las iglesias que estaban en el Asia Menor. Entre muchas iglesias que estaban en existencia en esos días seguramente (allá por el año 95 a. C. ), el Señor escoge a siete de ellas. 

Estas representan a todas las iglesias no solamente en los días de Juan el apóstol, pero de todas las iglesias en nuestros días. El número siete representa la perfección y se ve mucho en este libro: 7 espíritus; 7 candeleros; 7 estrellas; 7 copas; 7 trompetas; 7 truenos; 7 plagas o 7 copas. 

La razón por la cual Jesús les escribe a las iglesias es para comunicarles que él viene pronto (Apocalipsis 1:7 y 8). En el último capítulo (22:12), vuelve a decir: He aquí yo vengo pronto. Es una promesa que se va a cumplir, es profética y es segura. Y todos los que tienen esta esperanza, de acuerdo a Juan en su primera epístola, se purifican a si mismo, así como él es puro. La venida de Cristo debe de ser una doctrina esencial en la iglesia, porque desarrolla buen carácter cristiano, nos ayuda a estar alerta, a ser fieles y a vivir en expectativa, nos lleva a tener esperanza aún cuando pasemos por pruebas y sufrimientos y nos lleva a la obediencia. Las iglesias pasaron por diversas pruebas. 

Estas iglesias estaban entre 30 0 60 millas de distancia entre una y la otra. Juan estaba en el Espíritu en el día del Señor. Estaba bajo el completo control del Espíritu Santo. El Señor le dice que escriba las cosas que ha visto, las que son y las que han de ser después de esta. 

¿Por qué es tan importante prestar atención al mensaje? La razón es que Jesús está en medio de los 7 candeleros y las 7 estrellas, que son los pastores y los candeleros son las iglesias. Lo vemos al Señor observando todo lo que pasa en la iglesia. 

I. Efeso = La Deseada - Apocalipsis 2:1

Si hay algo que a mi en lo personal me da mucho temor es esto: Escribe al ángel de la iglesia. Usted dirá: ¿Por qué tiene temor?

Le quiero dar algunas razones:

1) Hebreos 13:17 - Los pastores deben velar o cuidar de las almas, porque darán cuenta por cada una de ellas. Jesús dice: Escribe al ángel (aggelos en el griego). Esto significa decir o anunciar. Así que habla de los pastores, de los que están sirviendo al Señor en esa congregación en esta capacidad. 

Pablo escribe lo siguiente en Hechos 20:28: Por tanto, miren por ustedes y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo les ha puesto por Obispo (Sobre veedor), para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.

Pedro dice que los pastores deben cuidar de la iglesia y que deben de dar el ejemplo.

Se dan cuenta, es la iglesia del Señor. Le pertenece a él. Tenemos que cuidar bien de ella.

2) Santiago 3:1 - No se hagan maestros muchos de ustedes, sabiendo que recibirán mayor condenación. Jesús dijo: Por que todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá (Lucas 12:48).

3) Apocalipsis 1:13 - Y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre. 

El Señor está en medio, se mueve y observa e inspecciona con ojos como de llama de fuego. Lo hermoso es que Jesús los tiene a los pastores en su diestra, los llama y han sido puestos por él mismo.

II. La Iglesia en Efeso 

Esta iglesia es rica en su historia. En Hechos 18, Pablo deja a Aquila y Priscila allí y se va a Corinto. Cuando Pablo llega de nuevo, encuentra a un grupo de creyentes o discípulos y pasa dos años con ellos enseñándoles la Palabra. Vemos a Timoteo pastoreando allí (I Timoteo 1:3). A Onesíforo (II Timoteo 2:18) o a Tíquico (II Timoteo 4:12). El apóstol Juan pasó sus últimos años ministrando en Efeso hasta su muerte. Allí estuvo María, la madre de Jesús, donde murió por igual en Efeso. 

Esta ciudad tendría entre 300,000 o 500,000 habitantes. Era muy conocida por ser el centro de la diosa Diana. Este templo por igual era uno de los bancos más importantes de la región. La inmoralidad era muy grande allí. Pero había un grupo fiel de creyentes.

III. Elogios - Versos 2, 3 y 6

a) Yo conozco tus obras - El Señor tiene conocimiento de lo que pasa en la iglesia. Observa y percibe lo que sucede en la iglesia. Al haber tenido tan buenos pastores, no pueden soportar a los malos. El trabajo de estos maestros y grandes hombres de Dios dio frutos. Y lo segundo que vemos es que: has probado a los que dicen ser apóstoles. Ellos probaron o los examinaron. Vieron sus cualidades, que pudieran demostrar si estaban en la verdad o no.             En I Juan 4:1, Juan les dice a los creyentes lo mismo. Es un peligro constante los falsos maestros. Jesús nos advirtió de los falsos profetas que vienen vestidos de ovejas, pero son lobos rapaces. Juan dijo que muchos engañadores han salido por el mundo. Y Pablo agrega a esto que los falsos apóstoles son obreros fraudulentos que se disfracen como apóstoles. El mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. ¿Cómo nos damos cuenta? Su fin es conforme a sus obras dice la Biblia. 

Efeso era una iglesia que aborrecía las obras de los Nicolaítas. Estaba determinada a no tolerar a estos farsantes. Este grupo pervertía la gracia de Dios. Practicaban el adulterio y estaban a favor de la poligamia. 

El trabajo en una iglesia es arduo. Verso 2, requiere paciencia, que quiere decir tener la capacidad de sufrir y tolerar las adversidades con valor y sin quejarse. El trabajo es ir a predicar el evangelio en el mundo. A personas que están muertas espiritualmente hablando en delitos y pecados. Predicamos en un campo que es el mundo y este está bajo el maligno. Cada Domingo se predica a cuatro tipos de terrenos. Tres de ellos reciben la Palabra de Dios, algunos con gozo y otros no tanto. Son muchos los que pasan y caminan por el camino ancho, pero muy pocos los que entran por el camino angosto. 

Se tiene estimado que solamente el 2% en una iglesia escuchan y obedecen la Palabra de Dios y el 98% no se sujeta a ella. Esta iglesia en Efeso estaban sufriendo, verso 3, y ha tenido paciencia. Y lo que es digno de destacar, han trabajado arduamente por amor del nombre de Jesús. Ese nombre: ¿Qué representa para ti? Pablo dice que todo lo que hagamos o digamos, debemos de hacerlo en el nombre del Señor. Jesús dijo que los benditos del Padre están envueltos en obras de caridad. El evangelio no solo se basa en predicar sobre la vida eterna y el perdón de pecados. Es predicar con nuestra vida, es mostrar compasión por el que sufren. Como el Buen Samaritano que estuvo dispuesto a observar al necesitado y a proveer para la necesidad que tenía aquel hombre que fue golpeado en el camino. Es bueno estar involucrado en distintos ministerios como ser maestro o cantar al Señor, pero lo es por igual el pasar tiempo con aquellos que sufren y es ir hacia ellos.

IV. La Reprensión - Versos 4 y 5

Tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. Abandonaron el lugar y el sentimiento más importante. Dios desea que todo lo que hagamos, lo hagamos con amor. Pablo nos muestra el camino excelente en Primera de Corintios 13. El dice que si repartía sus bienes para dar de comer a los pobres y no tenía amor, de nada le servía. Jesús le preguntó a Pedro: ¿Me amas?  apacienta mis ovejas. 

La epistola a los Hebreos nos exhorta a que nos consideremos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras. Pablo le dice a Tito: Procuren ocuparse en buenas obras. Dios quiere un pueblo celoso de buenas obras. Dios desea que esto nazca de un corazón agradecido y no que haga las cosas por rutina o hábito o costumbre, por el simple hecho de hacerlo.

V. La Recompensa - Verso 7

El árbol de la vida en medio del paraíso. Vida eterna en el lugar donde vive eternamente nuestro amado Padre Celestial, su Hijo y su Santo Espíritu con todos los santos.

El que tiene oído para oír, oiga lo que el Espíritu tiene para decir.