Iglesia Cristiana Monte Sinai

Amando a Dios. Creciendo en la sana doctrina. Llevando a Cristo al mundo.

Días de gozo, días de juicio

Lectura Bíblica: Isaías 2:1 - 22

Vamos a ir a Isaías 2 en esta tarde. Le he pedido a Dios que me ayude en esta semana a fortalecer mi esperanza y mi fe en estos días en los cuales vivimos. Vemos cosas muy feas en el mundo. La corrupción y la maldad se acrecienta día a día. No solo en el mundo, pero en la iglesia por igual. Estamos viviendo días tan malos, que no podemos bajar la guardia. 

El enemigo de nuestras almas, está trabajando muy duro, sus días se van acortando y su fin está más cerca que antes. Si hay algo que podemos aprender de la historia, es que el hombre no aprende nada de la historia. No hay nada nuevo debajo del Sol. La historia es una repetición de lo mismo. El mundo se encamina hacia su destrucción. Isaías 2 - 5, es un solo discurso el cual estaremos observando en estas semanas que vienen si Dios quiere. Entre todo lo que hay, y esto vimos un poco el Domingo pasado en cuanto al estado y nivel de Israel y de la iglesia en el aspecto espiritual. Dios nos anima con los días que vienen en camino, son días de gozo, porque vienen días de juicio por igual. Dios pagará a cada uno de acuerdo a lo que haya hecho. La visión de Isaías tiene que ver con Israel y Jerusalén. Esta ciudad tiene mucha importancia en los ojos de Dios. En Génesis 22, Dios le indica a Abraham que vaya a la región de Moriah o el monte de Moriah. El rey David la conquista de mano de los Jebuseos y se le llama la ciudad de David (II Samuel 5). Y en II Crónicas 3:1, Salomón edifica el templo o la casa de Jehová en Jerusalén, en el monte Moriah. El Salmo 48:1 y 8, se le llama la ciudad de Dios. O en Mateo 5:35, donde Jesús la llama la ciudad del gran Rey.

I. Verso 2 - Acontecerá en lo postrero de los tiempos

Algunos pueden confundir este término sino presta atención al verso en si o al contexto donde se encuentra. Por ejemplo, en Hebreos 1:2 dice: En estos postreros tiempos nos ha hablado por su Hijo. Pero habla en referencia al verso uno, de que Dios ha hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo, (en el pasado), por medio de los profetas.

Lo mismo dice Pedro en su primera carta en el capítulo uno y verso veinte, donde comparte que Jesús fue destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor a nosotros. Si somos cuidadosos y observamos bien los pasajes, veremos con claridad a que días se refiere. Por ejemplo, en Daniel 2:28, donde el sueño que tuvo Nabucodonosor tiene que ver con los reinos que surgen durante los siete años (postreros días) que habla en detalle en el capítulo nueve. En el capítulo ocho y diez en el verso catorce, Daniel comparte lo que ha de venir a su pueblo en los postreros días, porque la visión es para esos días. A esto le podemos agregar lo que dice en el capítulo dos y verso cuarenta y cuatro, donde dice: en los días de estos reyes (habla del reinado del anticristo y el nuevo orden mundial). De esto se habla en Apocalipsis diecisiete. 

(2) I Juan 2:18 - Ya es el último tiempo, han surgido muchos anticristos, por esto conocemos que es el último tiempo. Y en I Timoteo 4:1: "Pero el Espíritu Santo dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios.

Este período comprende desde la primer venida de Cristo hasta su segunda venida. Ahora, ¿por qué decimos estos? Por lo que dice Cristo y lo que dicen Pedro, Juan y Pablo. Juan dice   (I Juan 2:22): "¿Qui´en es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es el anticristo, el que niega al Padre y al Hijo." Pablo dice: "Mas si aún nosotros o un ángel del cielo, les anunciare otro evangelio diferente del que les hemos anunciado sea anatema." Pedro dice: "¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Sabiendo esto, que en los postreros días vendrán burladores andando según sus propias concupiscencias (deseos carnales)". Jesús dijo: "Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo y a muchos engañarán. Y agregó: Porque habrá entonces gran tribulación. E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días." (Mateo 24).

La gente se va a alejar de la verdad por completo. Los espíritus engañadores trabajan de manera directa en los falsos maestros y/o falsos profetas y lo peor es que la gente se somete a estas enseñanzas de demonios. Tengan mucho cuidado con aquellos que usan palabras como: "Dios me dijo que les dijera esto". El creyente necesita estar bien arraigado en la verdad. Necesitan distinguir entre la verdad y la mentira. Por eso Jesús dice: "Miren que nadie los engañe." Y lo repite entre 3 y 4 veces. Pablo dice que el anticristo actuará con prodigios mentirosos y con todo engaño de iniquidad. Pero volviendo al verso dos de Isaías dos, Jerusalén será confirmada como el lugar donde el Señor Jesús desde allí gobernará por mil años. En el verso tres, dice que las naciones vendrán con un propósito:

(1) Nos enseñará sus caminos - En Isaías 11:9 - La tierra sera llena del conocimiento de Jehová. El resultado de esto es justicia perfecta, esto traerá paz, reposo y seguridad para siempre (Isaías 32:17). En Isaías 35:10 - Vendrán a Sion, Jerusalén con alegría y gozo perpetuo. No habrá  tristeza ni gemidos. En Zacarías 13:2 - quitará a los profetas y al espíritu de inmundicia. Vemos un medio ambiente perfecto durante el reinado de Jesús. En Isaías 35:5 - El Señor traerá sanidad a los enfermos. En Isaías 56:7 - Dios nos llevará a su santo monte y nos recreará en su casa de oración.

De acuerdo al verso cuatro en Isaías dos, nos dice que no habrá guerra entre las naciones, el Príncipe de paz, va a establecer paz en la tierra. 

II. Verso 5 - Días de juicio

¿Por qué vienen estos días?

(1) Llenos de costumbre traídas del oriente - La manera de actuar, repetida con frecuencia hasta caracterizar la conducta de las personas o un grupo social que han sido impuestas por las generaciones anteriores. Es decir, todo tuvo un punto de referencia.

En Génesis 11:1 - 8, bajo la dirección de Nimrod (Génesis 10:8 - 10), quisieron fundar una ciudad como monumento a su soberbia, porque querían desafiar a Dios. Querían edificar una torre que fuese alta, que glorificara su religión basada en el Humanismo, donde el ser humano es el centro de todo. En el verso cuatro, dicen: "Hagámonos un nombre."  

La torre era conocida como un Zigurat, una torre o pirámide escalonada. Estos templos se basaban en la astrología, en la hechicería y encantamientos (Isaías 47:9 y 12). Aparece el dios Marduk o Merodac (Jeremías 50:2). Istar (Babilonia) la diosa del amor, o diosa madre, se convierte en Isis en Egipto, Afrodita en Grecia y Venus en Roma. Es la misma diosa pero con distintos nombres. Hoy en día la vemos por ejemplo, con la compañía de cine Paramount, que es la mujer con la antorcha. 

Antes de todo esto, tiene su origen en Semiramis, que era esposa de Cus, supuestamente queda embarazada y nace Nimrod. Cuando Cus, su padre, lo mata cortándolo en trozos y distribuyendo en los pueblos para que vieran que él no es un dios, sino un ser humano. Semiramis se casa con su hijo muerto y que su hijo ahora había resucitado como el dios Sol. Los rayos de Sol inseminaron a Semiramis con Nimrod de nuevo. Así que en forma breve, podemos ver como desde Babilonia se extendió esta religión y ha tomado distintas formas, desde Budismo a Induismo, desde la brujería y voodismo hasta nuestros días en todas partes del mundo. Esto lo vemos bien reflejado en Apocalipsis 17 y 18. El movimiento, por ejemplo, llamado la Nueva Era, se basa en que todas las religiones son buenas están en contra de Dios, como lo fue allí en Babel, (la palabra quiere decir: onfusión), porque lleva hacia la apostaría, que es el apartarse de la verdad. El verso dos menciona agoreros o adivinos y que habían pactado con hijos de extranjeros. Dios ya había advertido a Israel de no mezclarse en yugo desigual en Deuteronomio 7:3 - 5. Algo que debemos de prestar mucha atención es en el verso doce, porque día de Jehová vendrá. Día de Jehová o día del Señor aparece diecinueve veces en el Antiguo Testamento en el Antiguo Testamento. Es un día señalado por Dios en el cual dará comienzo en la mitad de los siete años profetizados por Daniel (capítulo nueve y versos veintiséis y veintisiete), donde habla de devastación producida por el anticristo, cuando este se sienta en el templo y se declara Dios.

Joel dos, dice que será días de tinieblas y oscuridad, donde temblará la tierra y se estremecerán los cielos, el Sol y la Luna oscurecerán. En Amós cinco dice: "¡Ay de los que desean el día de Jehová! ¿Para qué quieren ese día? Será de tinieblas." En Sofonías nos dice que Dios atribulará a los hombres y andarán como ciegos, toda la tierra será consumida con el fuego de su celo, nada los podrá librar en el día de la ira de Dios. Y en Apocalipsis dieciséis vemos siete copas de ira, derramadas sobre la tierra. Aquellos que se dedican a provocar a Dios les va a llegar lo que tienen merecido. 

El castigo viene sobre los soberbios, sobre aquellos que son orgullosos, que cree que está por encima de Dios. Es el que dice: No hay Dios. Es para el altivo y altanero, se enaltece y se cree que es mayor que todos. Dios quitará totalmente los ídolos y castigará a la tierra (versos 19 - 21). Y es lo que dice Apocalipsis 6:15 - 17, que el gran día de su ira ha llegado y ¿quién podrá sostenerse en pie?