Iglesia Cristiana Monte Sinai

Amando a Dios. Creciendo en la sana doctrina. Llevando a Cristo al mundo.

Cuando Se Desprecia A Dios

El profeta Malaquías se ubica durante la ausencia de Nehemías de su primer viaje a Jerusalén. Nehemías llegó a Jerusalén en el 445 a. C. para reconstruir el muro y regresó a Persia en el 433 a. C. 
 
Regresa a Jerusalén por segunda vez en el 424 a. C. para tratar con los pecados que vemos en Nehemías capítulo 13.
 
El exilio no doblegó a Israel a buscar de Dios. A pesar de que Dios ha bendecido a Israel y que la protegió de sus enemigos y la prosperó, aún así despreciaron a Dios. Y lo que es peor, es que se excedieron en sus pecados más que los anteriores.
 
I. Malaquías 1:2 – Desprecian Su Amor
Los he amado…
Necesitamos entender que el exilio o los castigos de Dios es una muestra de amor hacia esta nación.
 
La Biblia habla de amor y corrección.
Proverbios 13:24 – El que detiene el castigo a su hijo aborrece. Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige.
 
Salomón dice que con el temor de Dios, el hombre se aparta del mal. Y ese es el fin deseado. El que escucha la corrección tiene entendimiento.
 
El autor a los Hebreos nos enseña que Dios al que ama disciplina. Pablo por el otro lado dice que el amor no se goza en la injusticia.
 
Lo triste de esta nación como por igual la iglesia en el día de hoy es que respondemos de la misma manera al despreciar el amor de Dios.
 
En Oseas 11, nos dice que Dios ama a Israel y que cuanto más los llamaba, tanto más se alejaban y se iban tras los ídolos. Con cuerdas humanas los atraía, con cuerdas de amor. Aunque me llaman el Altísimo, ninguno absolutamente me quiere enaltecer.
 
Versos 6 – 13 – Amor de Labios Solamente
En Isaías 29:13 dice: El pueblo se acerca a mi con su boca y con su labios me honra, pero su corazón está lejos de mi y su temor de mi es solo mandamientos de hombres.
 
Dios hace una serie de preguntas aquí, que El mismo hace y El mismo responde. Ya que él conoce los pensamientos.
 
Si Dios es nuestro Padre, ¿Dónde está la honra que El merece? Si él es Señor ¿Dónde está el temor de Dios?
 
El que vive una vida contraria, vive menospreciando su nombre (verso 6: ¿En qué hemos menospreciado tú nombre?). 
 
El desprecio se explica en los siguientes versículos (7,8 y 13).
 
(a) Ofrenda en el altar – En nuestros días equivale a esto:
En Romanos 12:1, todo nuestro ser debe de ser ofrecido a Dios sin reservas. Debemos darle lo mejor de nosotros. Es que Dios nos ha dado lo mejor: ¡Su Hijo Jesucristo!
 
En Hebreos 13:15 , nos indica que debemos de ofrecerle a Dios siempre, por medio de Jesús, sacrificio de alabanza, frutos de labios que confiesan su nombre. De hacer bien y de ayudarnos mutuamente, ya que de tales sacrificios se agrada. 
 
En Malaquías 1:13, Dios hace ver que si él reprende a la nación, esta se irrita o se fastidia con Dios.
 
Y Dios nos indica el porque debemos de darle lo mejor:
(1) verso 11 – Su nombre es grande entre las naciones.
(2) verso 14 – Es gran Rey y su nombre es temible entre las naciones.
 
II. Malaquías 2:14 – 16 – Despreciando el Pacto Matrimonial
(1) El pacto – El pacto ante Dios es que el hombre y la mujer se unen para ser uno (Génesis 2:23, 24). 
 
Pablo habla de esta ley en I Corintios 7:39, de que están ligados mientras vivan. Jesús por el otro lado basado en Génesis dice en Mateo 19:6: Lo que Dios unió no lo separe el hombre. 
 
(2) La descendencia de Dios – Génesis 3:15, el Mesías anunciado. La poligamia, divorcio o la unión con mujeres idólatras afectarían el plan de Dios. No debemos unirnos con yugo desigual (I Reyes 11:1 – 6 y Nehemías 13:23 – 28).
 
Esto nos llevará a tener problemas muy serios.
 
III. Malaquías 2:17 – Desprecio por el bien
Ellos con su manera de vivir decían: Cualquiera que hace mal agrada a Dios. 
En Isaías 5:20 nos lleva hacia como ve la gente que está completamente dominada por el pecado, tienen este pensamiento: ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno y a lo bueno malo! 
 
Esto es carencia de discernimiento espiritual. Se convierten en personas cínicas, porque dicen: ¡Yo no hice nada malo!
 
En Malaquías 3:5 vemos el desorden en el cual vivían: Hechicería, adulterio, mentiras, estafaban a los trabajadores, maltrataban a las viudas y a los huérfanos y hacían injusticia al extranjero. Es decir: NO HABIA TEMOR DE DIOS.
 
IV. Capítulo 3:6 – 10 – Desprecio a la Obra
El desprecio venía porque no traían los diezmos al templo como debían. (Levítico 27:30 y Deuteronomio 14 y 18). En Nehemías vemos las consecuencias serias de descuidar este principio (Nehemías 13:10 – 13).