Iglesia Cristiana Monte Sinai

Amando a Dios. Creciendo en la sana doctrina. Llevando a Cristo al mundo.

Días de gozo, días de juicio

Lectura Bíblica: Isaías 2:1 - 22

Vamos a ir a Isaías 2 en esta mañana. Le he pedido a Dios que me ayude en esta semana a fortalecer mi esperanza y mi fe en estos días en que vivimos. Vemos cosas muy feas en el mundo que afectan nuestra fe si no estamos fuertes en el Señor. La corrupción y la maldad se acrecienta día a día en todas las naciones. Ahora no solo ha afectado al mundo, pero a la iglesia por igual. Estamos viviendo días muy malos, lo cual nos indica que no podemos bajar a guardia.

El enemigo de nuestras almas está trabajando muy duro, ya que sus días se van acortando y su fin se va a acercando. Si hay algo que podemos aprender de la historia, es que el hombre no aprende nada de la historia, ya que sigue cometiendo los mismos errores. Como dice la Biblia: No hay nada nuevo debajo del sol. La historia es solo una repetición de lo mismo, pero en distintas épocas. Y esto nos lleva a pensar que se va encaminando, más y más, hacia su destrucción.

Isaías 2 al 5 es un solo discurso. Entre todo lo malo que hay y esto vimos un poco el Domingo pasado,Dios nos anima que vienen días de gozo, porque vienen días de juicio por igual.

Dios pagará a cada uno, de acuerdo a lo que hayan hecho. La visión de Isaías tiene que ver con Israel y Jerusalén. Esta ciudad tienen mucha importancia ante los ojos Dios. En Génesis 22, Dios le indica a Abraham que vaya a la región de Moriah o el monte Moriah. El rey David la conquista de mano de los jebuseos y se le llama la ciudad de David. Y en II Crónicas 3:1; Salomón edifica el templo o la casa de Jehová en Jerusalén en el monte Moriah.

El Salmo 48:1 y 8, se le llama la ciudad o en Mateo 5:35 - la ciudad del gran Rey.

I. vs. 2 - Aconteció en los postreros de los tiempos 

Algunos pueden confundir este término sino presta atención al verso en si o al contexto. Por ejemplo, Hebreos 1:2 dice: "En estos postreros tiempos nos ha hablado por su Hijo". Pero habla en referencia con el verso uno, que Dios ha hablado muchas veces y de muchas maneras en otros tiempos, en el pasado, por los profetas.

Lo mismo dice Pedro en su carta, (I Pedro 1:20), que Jesús fue destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor a nosotros.

Pero si somos cuidadosos y observamos bien los pasajes, vermos con claridad a que días se refiere. Por ejemplo, en Daniel 2:28, el sueño que tuvo Nabudonosor tiene que ver con los mismos reinos que surgen durante los siete años (postreros días) de los cuales habla Daniel nueve. En los capítulos ocho y diez (en el verso catorce), Dios le dice a Daniel lo que ha de venir a tu pueblo en los postreros días, porque la visión es para esos días. En Daniel 2:44, dice: "En los días de estos reyes". De esto habla más Apocalipsis diecisiete.

En segundo lugar, el término el último tiempo, en I Juan 2:18 nos dice: "Ya es el último tiempo, han surgido muchos anticristos, por esto conocemos que es el último tiempo." Luego en en I Timoteo 4:1 dice: "Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios." Estos términos nos dice que este período comprende desde la primera venida de Cristo hasta su segunda venida. Ahora, ¿porqué decimos esto?, decimos esto por lo que dice Cristo y lo que dicen Pedro, Juan y Pablo. Juan dice en I Juan 2:2 "¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo. " Pablo dice en Gálatas 1:18 - "Más si aún nosotros o un ángel del cielo, les anunciare otro evangelio diferente del que hemos anunciado, sea anatema." Y Pedro dice en II Pedro 3:4 - "¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Sabiendo esto, que en los postreros días vendrán burladores andando según sus propias concupiscencias (deseos carnales)."

Jesús dijo lo mismo de acuerdo a Mateo 24. "Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo y a muchos engañarán. Porque habrá entonces gran tribulación. E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días..."

El asunto es que en esos días, la gente se va a alejar de la verdad por completo. Los espíritus engañadores trabajan de manera directa en los falsos maestros y/o falsos profetas. La gente que escucha a estos farsantes equivale a escuchar doctrinas o enseñanzas de demonios.

Tengan mucho cuidado con aquellos que usan palabras como: "Dios me dijo que les dijera esto". El creyente necesita escuchar y estar bien arraigado en la verdad de la Palabra de Dios. Por esos Jesús insiste en esto cuando dice: Miren que nadie los engañe. Ya que lo repite como cuatro veces más en ese pasaje de Mateo 24. Pablo dice que el anticristo actuará con prodigios mentirosos y con todo engaño de iniquidad. 

Pero volviendo al verso dos de Isaías dos, Jerusalén será confirmada como el lugar donde el Señor Jesús gobernará por mil años. Y en el verso tres dice que las naciones vendrán con un propósito: (1) Nos enseñará sus caminos - En Isaías 11:9 - "La tierra será llena del conocimiento de Jehová." Los resultados de esto es que habrá justicia perfecta, esto traerá paz, reposo y seguridad para siempre (Isaías 32:17). En Isaías 35:10 dice - "Vendrán a Sion, Jerusalén con alegría y gozo perpetuo." No habrá tristeza ni gemidos. En Zacarías 8:3, nos dice que el Padre y Jesús morarán allí y Jerusalén se llamará Ciudad de la Verdad. Lo hermoso de este tiempo es que de acuerdo a Zacarías 13:2, Dios quitará al profeta y al espíritu de inmundicia. Será un medio ambiente perfecto. En Isaías 35:5, el Señor traerá sanidad a los enfermos. Nos llevará a su santo monte y nos recreará en su casa de oración. No habrá más guerra entre las naciones, porque el Príncipe de Paz establecerá paz en toda la tierra.

II. verso 5 - Serán días de juicio

¿Porqué vienen estos días? Quiero compartirles un poco de historia para que puedan entender donde están los orígenes de las religiones y filosofías humanas.

(1) La tierra se está llenando con costumbres traídas del oriente - Nos referimos a costumbres como la manera de actuar, con repetida frecuencia, hasta caracterizar la conducta de las personas o a un grupo social que han sido impuestas por generaciones anteriores. Es decir, todo tuvo un tiempo de referencia o punto de partida.

En Génesis 11:1 - 8, bajo la dirección de Nimrod (Génesis 10:8 - 10), quisieron fundar una ciudad como monumento a su soberbia, porque querían desafiar a Dios. Querían edificar una torre que fuese alta, que glorificara su religión basada en el humanismo (el ser humano es el centro de todo). En el verso 4 declara la intención: Hagámonos un nombre. La torre era conocida como una zigurat, una torre o pirámide escalonada. Estos templos se basaban en la astrología, en la hechicería o encantamiento (Isaías 47:9 y 12). Aparece el dios Marduk o Merodas (Jeremías 50:2). Por igual se seguía a Istar la diosa del amor o diosa madre. Esta diosa se conoce como Isis en Egipto. Afrodita en Grecia. Venus en Roma. En nuestros días la podemos en la compañía de cine Paramount, la mujer que tiene una antorcha cuando se inicia la película. Esta historia de esta mujer la vemos en la antigüedad en sus inicios por medio de Semiramis que era la mujer de Cus. Esta queda embarazada y nace Nimrod. Cuando Cus lo mata, lo corta en pedazos y dispersa su cuerpo entre los pueblos. Pero Semiramis se casa con su hijo muerto, ya que este ha resucitado como el dios Sol. Los rayos de luz inseminaron a Semiramis con Nimrod de nuevo. Así que en forma breve podemos ver como desde Babilonia se extendió esta religión y ha tomado distintas formas, desde Budismo a Induismo, desde la brujería y el voodismo. En Apocalipsis 17 y 18, se ve bien reflejado. Hoy en día se habla de la Nueva Era, que está basada en la mezcla de todas las religiones. Todas son buenas, todas contienen la verdad y estas están en contra de Dios, así como lo fue allí en Babel. Todo es una confusión, porque lleva hacia apostasía, apartando al mundo de la verdad y llevando a la humanidad hacia el error y el engaño.

El verso dos, menciona a agoreros o adivinos que habían pactado con hijos de extranjeros. Dios había advertido a Israel de no mezclarse con yugo desigual en Deuteronomio 7:3 - 5. Algo que debemos de prestar mucha atención es por lo que dice el verso doce: Porque día de Jehová vendrá. El día de Jehová o día del Señor aparece diecinueve veces en el A.T.                Es un día señalado por Dios en el cual dará comienzo en la mitad de los siete años profetizado por Daniel (Daniel 9:26,27) donde habla de devastación producida por la bestia o anticristo, cuando este se sienta en el templo y se declara como Dios.

Joel capítulo dos, dice que ese día será de tinieblas y oscuridad, donde la tierra temblará y se estremecerán los cielos y el sol y la luna oscurecerán. El profeta Amós declara: "¡Hay de los que desean el día de Jehová! ¿Para que quieren ese día? Será de tinieblas". El profeta Sofonías dice que Dios ha de atribular a los hombres y andarán como ciegos y toda la tierra será consumida con fuego de su celo, nada los podrá librar en el día de la ira de Dios. 

Por eso en Apocalipsis, nos describe la razón de la ira de Dios y porque será derramada sobre toda la tierra. Habla de siete copas de ira, derramadas porque se dedican a provocarlo y Dios les dará a todos lo que tienen merecido recibir. El juicio viene sobre los soberbios, sobre todos los orgullosos que creen que están sobre Dios. Viene sobre los altivos o altaneros, aquellos que se enaltecen como mayores que todos los demás. Dios en esos días quitará totalmente a todos los ídolos y castigará a toda la tierra.

Quiero terminar con la lectura en Apocalipsis 6:15 - 17. Aquí describe la condición espiritual de la humanidad. Miles de años de falsa enseñanzas han dado su fruto y lo vemos claramente en estos versículos. 

Injusta Protesta

Lectura bíblica: Habacuc 1:1 - 11

Vamos a ir al libro de Habacuc en esta noche. Les voy a dar tiempo para encontrarlo. Está en la Biblia. Para muchos quizás sea la primera vez que abra la Biblia en esta sección. Este libro es considerado un mensaje dado por uno de los profetas menores. Es un libro pequeño, pero contiene información interesante para nosotros en nuestros días. Este libro está enfocado en el problema del mal. Habacuc se queja ante Dios en como puede él llevar a cabo su voluntad a través de la opresión y la anarquía de naciones que son corruptas.

Este profeta es contemporáneo de Jeremías y Sofonías, escrito allá por los años 650 a 627 a. C. 

Habacuc escribe basado a las tres invasiones de Babilonia sobre Israel. Así que vamos al primer capítulo y veamos los primeros cuatro versos.

I. El impío asedia al justo - Versos 1 al 4

Sabemos que la vida no es color de rosas. Como cristianos sabemos que en el mundo tendremos aflicción y que entraremos al cielo por medio de muchas tribulaciones. Es que hay y tenemos un enemigo que es muy activo y está al acecho en forma constante. Una de sus misiones más importante es apagar nuestra fe. Desviarnos y apartarnos de la fe. Esto produce que dudemos de Dios y hasta que protestemos injustamente. Es que cuando vemos o estamos en medio de problemas que no podemos entender o dificultades con las cuales se nos hace duro poder copar con ellas o tentaciones tan duras de resistir, que nos hace dudar de Dios, si se preocupa por nosotros o no. En cada período de la historia este sutil y vicioso ataque del enemigo se pone en manifiesto. Gedeón una vez preguntó: ¿dónde están todas sus maravillas que nuestros padres nos han contado diciendo: ¿No nos sacó Dios de Egipto? y Ahora Dios nos ha desamparado y nos ha entregado en mano de los madianitas. 

A principios de los 1900, vemos como el avance de la ciencia nos ha querido apartar de Dios y dudar de su existencia. La Biblia está llena de errores porque en el mundo hay guerras, hambre, enfermedades, muertes o crímenes. Todo porque Dios no existe, porque si existiera no habrían estos problemas. Le echan la culpa a Dios. Esa es la solución de la ciencia. No existe Dios, entonces el hombre se puede arreglar en esta vida sin él. Pero la Biblia trata sobre estos problemas que hay en el mundo, porque trata con la caída del hombre, su naturaleza pecaminosa, el infierno, el castigo eterno, el juicio final y la salvación para evitar todos estos males. La Biblia es una completa revelación a los problemas que tenemos. 

Habacuc, verso dos, hace la siguiente pregunta: ¿hasta cuando, oh Dios, clamaré y no oirás?

Habacuc no podía entender como Dios siendo tan poderoso, pudiese permitir todo lo malo. Como podía Dios no escuchar sus oraciones y no poner final a todo lo que estaba pasando en sus días. Pero no enfocó en Israel, que se estaba alejando de Dios, estaba en pecado y lo que es peor, se habían olvidado de él. Y lo mismo pasa hoy en día, no queremos a Dios en las escuelas, no queremos oración y no queremos los diez mandamientos en la corte suprema. El mundo está segando o cosechando lo que ha sembrado. La injusticia florece y la justicia queda contaminada y se pervierte cada vez más. Pero por igual, lo que es peor, es que la iglesia, así como fue Israel, camina en este mundo sin confrontar lo malo. La falta de oración y súplica, de evangelismo y discípulado está dejando sus marcas en cada sociedad. La falta de amor hacia Dios y su palabra se pone en manifiesto. Habacuc ve los resultados en los versos tres y cuatro, la ley de Dios queda debilitada por el pecado. Si como iglesia, seguimos permitiendo el pecado, las cosas irán empeorando. Si pensamos que la inactividad nos confunde, nos va a asombrar aún más cuando veamos como su actividad se manifiesta.

II. Dios usa a naciones malvadas - versos 5 - 11

Dios usa a los Caldeos, que eran crueles, verso seis. Verso siete, formidables y terribles. Verso ocho, feroces, con deseos de devorar. Verso nueve, ellos traerían terror. Verso diez, escarnecerán, se burlarían cruelmente y serían humillantes. Verso once, serían como un huracán en sus ofensas y dirán que su dios les da fuerza para hacerlo. Dios le dice a Habacuc, si piensas que las cosas están mal ahora, espera porque no has visto nada. Dios está permitiendo esto, por la indiferencia del pueblo al pecado.

(1) ¿Por qué no escucha la oración Dios? - Por que no hay acción de arrepentimiento del pueblo. Es como decir: Queremos seguir pecando pero bendícenos Dios. (2) ¿Por qué actúa Dios así? ¿por qué contesta de esta manera? - Podemos ver que no se entiende como debe de ser y que es lo mejor para recuperar lo que es a buena moralidad. Dios usa a los enemigos como un medio para hacernos reaccionar.

¿Por qué Dios permite que nos pasemos y lleguemos a este punto de maldad? ¿por qúe no quita a los falsos profetas o falsos maestros? ¿por qué permite que nos deterioremos tanto? Tantas iglesias y pastores que cometen atrocidades doctrinalmente hablando. Todo lo hacen en el nombre de Jesús o le atribuyen malas enseñanzas al Espíritu Santo. Queremos avivamiento, pero no hay. Por que no tomamos acción para confrontar al pecado. Y cuando Dios finalmente contesta, nos asombra como lo hace. Y lo hace así, porque lo necesitamos. ¿Cómo podemos tener un conocimiento profundo de Dios? Sufrimiento precede la gloria de Dios en nuestras vidas. ¿Cómo obtenemos buenas calificaciones en un examen? Se requiere horas de estudio donde nos privamos de todo aquello que nos gusta o queremos hacer. 

Sufrimos en el mundo, pero un día reinaremos con él. Lloramos en este mundo, pero un día sonreiremos por toda una eternidad. La perla nace o se produce por una herida en la almeja. Un granito de arena se convierte en algo de mucho valor. El carbón bajo mucha presión y calor se convierte en un diamante. De la misma manera nuestro sufrimiento se convierte en el sostén de otros que pasan por pruebas en esta vida, y le dan valor porque convierte nuestra vida en algo útil para los demás. 

El mundo está bajo juicio, hasta que un día entre en gloria. La creación gime a una hasta que sea libertada de la corrupción. En primera de Timoteo tres y verso trece, nos dice que las cosas irán de mal en peor hasta que Cristo venga. Pablo habla en segunda de Tesalonicenses sobre el misterio de la iniquidad. Mucho ocultismo, falsas religiones, doctrinas de demonios, apostasía, apartarse de la verdad. Guerras y rumores de guerras, pestilencias y hambre. Todo se va encaminando hacia esto. En definitiva Dios ya ha contestado. 

Vayamos a Isaías cuarenta y cuatro y verso veintiocho y luego al capítulo cuarenta y cinco y verso uno. Vemos un rey pagano y como actúa. El anticristo será un instrumento que Dios usará en los siete años profetizado por Daniel. Lo vemos en Mateo veinticuatro y veinticinco y en Lucas veintiuno, todo anticipado por el Señor. En Mateo veintiuno, vemos que Dios envía mensajeros, sus profetas, y los líderes de la nación no escuchan y lo matan. Es lo mismo que dice en la segunda epístola de Pedro en el capítulo tres y versos tres y cuatro. Esta es la actitud de un apóstata. Niegan a Cristo, niegan su venida y creen en la mentira. 

En Hechos trece y versos cuarenta y cuarenta y uno, ¿qué pasó? Año setenta, un millón y medio de personas murieron en Israel y la nación dejó de existir por mil ochocientos setenta y ocho años. 

¿Qué me está diciendo este mensaje esta noche? En aquellos días el éxito de la maldad y el avance de la iniquidad se lo atribuían a sus dioses (Habacuc 1:11).

En esta noche, necesitamos tomar una postura de valor y de reacción a favor de buscar a Dios y hacer nuestra parte ante una sociedad que necesita escuchar el mensajes del Señor.

Promesa de Dios

Lectura bíblica: Hageo 2:20 - 23

Este es el quinto mensaje de Hageo que fue dirigido a Zorobabel. Vino en el mismo día que Hageo dio el cuarto mensaje. El profeta Hageo regresa al tema del milenio. Le da ánimo al compartir con él, que los reinos de este mundo van a ser derrotados y que el reino Mesiánico será establecido. La promesa pertenece al linaje real del cual vendría el Mesías. Desde David hasta Jeconías, antes de la deportación a Babilonia y después de la deportación Jeconías, Salatiel, Zorobabel hasta José, el marido de María. 

Dios quería por medio del profeta alentar a Zorobabel al decirle que en el futuro todo iba a ser mejor. Lo importante era re establecer el culto en el templo y servir a Dios. Como le pasaba a Zorobabel, nos pasa a nosotros en nuestros días. Vivimos en un mundo muy inestable. Si la economía en China está mal, entonces las acciones bajan en Estados Unidos. Si la gasolina baja los precios es porque hay mucha producción y eso es malo para los países que exportan petróleo. Si el gobierno sube los intereses las acciones bajan.

En esta vida pasaremos por tiempos difíciles donde en esas situaciones no irán como nosotros queremos. Para los líderes se les hace más difícil porque confrontan los retos, al buscar la mejor solución para sus familias y la congregación. Israel había estado cautiva en destierro por setenta años en Babilonia. Cuando regresan, llegan a su tierra, donde los enemigos de Israel se establecieron en su tierra. La oposición es muy fuerte, sus cosechas estaban en desorden, sus prioridades, metas y nivel espiritual por igual estaban en malas condiciones. Las cosas del mundo habían tomado control sobre Israel. El amor al mundo dominaba sus corazones y por esto se olvidaron de la obra de Dios. Y Dios dejó de bendecirlos con la falta de lluvia , no había satisfacción en sus labores. Dieciséis años pasaron por sus actitudes pecaminosas. Veremos la promesa que Dios les da.

I. Dios tiene el control - Versos 20

El mensaje de Hageo sigue inspirándonos con esperanza en tiempos de angustias y pruebas. Necesitamos enfocarnos en el Mensajero, en Dios mismo. La pregunta que debemos hacernos es: ¿Quién de nosotros tiene control, absoluto de todo? Nadie tiene control sobre su salud, su trabajo o del futuro. Seis veces vemos en estos cuatro versos que Dios tiene el control: Yo haré temblar; trastornaré el trono; destruiré la fuerza; trastornaré los carros y te tomaré y te pondré.

Estas son promesas hechas por el Soberano Dios quien ya se ha manifestado en el pasado y ha cumplido con lo que dijo. Dios lo dice para que cuando nos pase algo malo, sepamos que Dios tiene control sobre todo. ¿Quién puede controlar si llueve o no? ¿Quién podía controlar si los árboles producen fruto o no? El asunto está en como respondemos a Dios. Hay veces que nosotros causamos que nos vaya mal por nuestras malas decisiones, causa y efecto. "Todo lo que el hombre sembrare, eso segará". Otras son porque Dios lo permite.

Ejemplos:

(1) I Corintios 10:13 - No nos ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana.

(2) Santiago 1:2 - 5 - Las pruebas vienen para que nuestra fe sea completa. Dios la permite para que nos falte nada. 

(3) I Pedro 4:12,13 y 19 - Para que podamos participar de los padecimientos por los que pasó Jesus y para que nos encomendemos hacia Dios. 

(4) Jueces 2:21 - 23 y 3:4 - Dios nos pone a prueba para ver si seguiremos sus mandamientos o no. 

Como podemos ver es que Dios tiene su trono arriba en los cielos y tiene una visión perfecta de todo. Hageo dos y versos seis al nueve, Dios habla del templo en el futuro.

II. Dios establecerá su Reino

Vamos a ver los eventos que preceden a esto.

(A) Hará temblar los cielos y la tierra - (1) Lucas 21:25 y Apocalipsis 8:7 - vemos las señales en el sol y la luna y en las estrellas. Granizos que caen con fuego, sobre la tierra. (2) Apocalipsis 8:8 - Un cometa enorme. (3) Apocalipsis 8:10 - otro cometa que contamina las aguas. (4) Apocalipsis 8:12 - El sol y la luna son heridas. (5) Apocalipsis 9:1 - 3 - Una estrella cayó y fueron liberados legiones de demonios del abismo.

(B) Trastornará los reinos - Guerras, hambres, pestilencias y enfermedades. En el caos reina la injusticia, robos, matanzas, violaciones, etc. El odio será rampante. Persecuciones dominará en esos días. Habrán fuertes terremotos y también inundaciones. La gran tribulación viene en camino. Los reinos del mundo serán conmovidos, todos los ejércitos caerán destruidos, ninguno tendrá duda de quien tiene control absoluto. Nada ni nadie puede detener esto.

III. Su Promesa a David - Verso 23

Zorobabel está en ambas genealogias de Mateo y Lucas - José y María, ambos descendientes de David. Zorobabel es el lazo o el puente entre el antes y después del exilio. El es el anillo, el pacto de que esto es así. Jesús es el cumplimiento de esta promesa, esto quiere decir va a regresar. 

IV. Dios es por nosotros

Dios levanta y envía a sus profetas para hablarle a su pueblo. No los deja a favor de los enemigos. Dios los usa para sus propósitos, para disciplinar a su pueblo. Dios promete darnos su gracia, que es su poder perfeccionándose en nuestra debilidad. Dios está de nuestro lado. ¿Estamos nosotros del lado de Dios? ¿estamos con deseo de presentarnos ante él con un corazón limpio? De amarlo de tal manera como él nos ama a nosotros. Zacarías 12:2 - 9; 13:1,2 - Dios nos equipa para confrontar tiempos difíciles. Dios tiene la última palabra. Veamos Hechos 2:23, Jesús fue entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios. Fue crucificado, pero en el plan estaba la resurrección. 

Dios le habló a Zorobabel para que no perdiera esperanza. Dios nos habla a nosotros para que no perdamos esperanza, viene un futuro glorioso, porque Dios lo ha prometido y él lo cumplirá.  

Venciendo el Desánimo

Lectura Bíblica: Hageo 2:1 - 10

Una de las armas más poderosas que el enemigo pueda tener en su haber, es el desánimo. La falta de ánimo, el desaliento, puede causar grandes estragos en nuestras vidas. La mayoría de la gente puede llevarte a caminar por ese camino si tu se los permites. Un ejemplo en la Biblia es el profeta Elías. El se fue lejos del lugar de acción cuando descendió el fuego del cielo y consumió el altar. El le dice a Dios: "Solo yo he quedado." Y Dios le responde que hay tres mil que no han doblegado sus rodillas. Su desánimo era tan grande que quería morirse y dejar el ministerio tan grande que Dios le había dado.

Tenemos a los doce espías que salieron a recorrer la tierra de Israel y diez de ellos dieron un reporte tan negativo que produjo un reacción de desánimo a toda la nación. Compartieron que era tierra que tragaba a sus moradores, gigantes según ellos. Toda la congregación se puso a gritar y a dar voces, llorando aquella noche. El desánimo era tal que Josué los reta a que no sean rebeldes a Dios ni teman a estos gigantes, porque Dios estaba con Israel. Por decir esto, lo quisieron apedrear.

Tenemos a Nehemías que vio que las fuerzas de los trabajadores se había debilitado, porque el escombro era mucho y los enemigos los amenazaron de que iban a caer derrotado por ellos. Pero Nehemías estuvo allí para animar al pueblo a que siguieran adelante. Esto produjo una de las historias mas increíbles que podamos tener en la Biblia.

Así que, vamos a ver al profeta Hageo que da palabras de ánimo para ayudarlo a vencer y a ir más allá del límite para lograr la meta que tenían como pueblo de Dios. Recordemos, Israel estuvo setenta años en destierro y Jerusalén quedó completamente destruida. Encima los enemigos de Israel se establecieron allí para peor de las cosas. Dios levanta a los profetas Hageo y Zacarías para retarlos, para que tuvieran sus prioridades en su lugar, su tiempo y el dinero que tuvieran fuera administrado correctamente. Necesitamos como iglesia alinear nuestras prioridades con las de Dios. Vayamos a Hageo dos.

I. La causa del desánimo - Vesos 1 - 3

La fecha es Octubre 17 del año 520 a.C. 

De aquel primer mensaje, el 29 de Agosto del año 520 a.C. había pasado mes y medio. Y vemos que la causa del desánimo fue que compararon el templo de Salomón, antes del destierro, con este que tenían ahora. Estamos en el último día de la fiesta de los tabernáculos. 430 años atrás, Salomón estaba dedicando el primer templo. Este rey se había excedido en darle una apariencia gloriosa. Se le llama la edad dorada de esta nación. En los días de Hageo no. La economía no era tan buena, así que se sentían mal que la apariencia de este templo no estaba ni cerca de lo que era en comparación con el que Salomón construyó.

Hageo quería a través de tres preguntas llevarlos a recordarse cual debía de ser el punto de parida para impulsarlos a trabajar. Salomón nos da un consejo en cuanto a esto: "Nunca digas: ¿Cuál es la causa de que los tiempos pasados fueron mejores que estos?" Es que en momentos de desánimo nos olvidamos de la realidad. Si la situación no era buena, es porque hay enemigos, y si hay enemigos hay conflicto y habrá resistencia. Cuando esto sucede debemos reconocer de que por encima de todos los problemas está Dios. El provee su poder en momentos como estos. Es Supremo y está de nuestra parte. Somos su pueblo, y está por nosotros. 

El presente es nuestro punto de partida para un mañana mejor que el ayer. Es una nueva oportunidad para confrontar los desafíos que tengamos y para desarrollar nuestra capacidad, nuestros dones. Si habrá luchas, pero sabemos que venceremos, porque Dios es por nosotros. Esta en nosotros si nos vamos a lamentar por nuestro pasado o alegrarnos por nuestro futuro, el que nos espera y podemos forjar. No podemos estancarnos en el pasado, porque las misericordias de Dios son nuevas cada mañana.

II. Como vencer el desánimo - Versos 4, 5

Tenemos las promesas de Dios: "Yo estoy con ustedes". El pueblo de Dios puede estar seguro de que él está en medio de su pueblo, poderoso, él salvará y se gozará sobre nosotros con alegría y con cantos (Sofonías 3:17). No es interesante notar que la mayoría de las veces Dios nos dice esto en momentos críticos. El esta de nuestro lado. Esas palabras son y están basadas en su pacto. Deuteronomio 7:21 - "No desmayes delante de tus enemigos, porque Jehová tú Dios esta en medio de ti, Dios grande y temible."

Esta verso nos lleva siempre hacia Egipto y Dios quiere que sepamos lo que pasó allí.  Es hermoso lo que Jesús le dijo a sus discípulos: "He aquí, Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin del mundo". Y vemos la misma promesa aquí, verso cinco: "mi Espíritu estará en medio de ustedes, no teman ". Jesús le dijo a sus discípulos exactamente la misma enseñanza, cuando dijo que rogaría al Padre y que nos daría otro Consolador, para que esté con nosotros para siempre (Juan 14:16). 

El vino para guiarnos y fortalecernos. Ese es el Nuevo Pacto. Dios le dijo al pueblo: "Esfuercense y trabajen ". Dios nunca ha quebrantado sus promesas. Cuando nos sintamos desanimados porque somos insignificantes, necesitamos recordarnos de las promesas que Dios nos ha dado. Vayamos a Zacarías 4:1 - 10 y 1. Vemos una visión increíble. Vemos dos olivos que representan a Zorobabel, descendiente de David y a Josué que era el Sumo Sacerdote, junto al Menorah que es una lámpara de siete brazos. Y esta representa a Israel. La lámpara tenía, según el verso dos, un depósito de aceite. Así que, vemos la provisión de Dios en forma abundante. Yes por medio del Espíritu Santo que Dios lo quiere hacer. 

Por medio del profeta Hageo, la palabra de Dios fue: "Estaré en medio de ustedes".  Por medio del profeta Zacarías fue: "No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu". 

Solo la provisión del Espíritu representada por la imagen del depósito pueden llevar a cabo la obra. ¿Para que la existencia del templo y de la iglesia en la tierra? ¿Por qué vemos el Menorah, el candelabro o las siete lámparas en el Apocalipsis?

Vayamos a Deuteronomio 4:5 - 8, allí Dios les dice las naciones se han de asombrar de la sabiduría que él daría a Israel. Ya que no hay Dios como él, no se puede comparar con los demás dioses. En el Salmo 96:3, el salmista dice que se debe de proclamar la Palabra de Dios. La proclamamos por igual por la manera en que vivimos. Fuimos llamados a ser luz, para alumbrar el camino hacia Dios. Las lámparas necesitan estar encendidas en todo momento. Así que este pueblo está desanimado por la apariencia del templo, no tienen recursos, y allí Dios les anima por medio de Zacarías: "¿Quién eres tú, oh gran monte?". Dios les anima de que no hay obstáculo, ni ninguna oposición que pueda detener la obra de Dios. Zorobabel echaría el cimiento y sus manos la acabarán. Que maravilloso Dios el que tenemos, cuanto nos anima a seguir cuando parece que no podemos.

III. Vencemos el desánimo viendo el futuro - Versos 6 - 10

El futuro en la Biblia, nos dice que hay un fin del mal. Ya se acerca el día en que el diablo será derrotado para siempre. De aquí a poco, la tierra y el cielo temblarán. Los reinos serán conmovidos. Todo esto lo vemos en Apocalipsis de los capítulos seis al diecinueve. Nos dice la Palabra de Dios, que vendré el Deseado de todas las naciones, vendrá Jesús en su segunda venida, todo ojo le verá y toda rodilla se doblegará y todos confesarán que Jesús es el Señor. El tercer templo será lleno con la gloria de Dios. El Señor mismo va a reinar desde allí. La paz que tanto anhela el mundo, llenará la tierra por completo. Cuando vemos que la obra se va realizando, no queda otra que decir: "Fue Dios quien lo hizo. Es Dios quien nos ayuda". 

Es el Espíritu Santo quien sopla sobre los huesos secos (Ezequiel 37) y da vida. Es el Espíritu Santo el que descendió sobre los apóstoles tal cual como dijo Jesús y tres mil almas vinieron a los pies de Cristo ese día. Es por medio del evangelio e poder, que ilumina la mente y el alma y que nos lleva hacia toda la verdad y nos ayuda a entender.

Ahora, yo quiero terminar con esta lectura en Zacarías tres, del uno al nueve. Satanás está acusando a Josué de que estaba vestido vilmente, dando a entender que el sacerdocio estaba contaminado, por lo tanto la nación está contaminada. Pero Dios lo viste de Mitra, que era la vestimenta del Sumo Sacerdote. En Éxodo veintiocho y verso treinta y seis, representaba la santidad a Jehová. Dios lo restaura y lo justifica ante las acusaciones del diablo. Ahora está en capacidad de ejercer bien su ministerio.

Pidamos a Dios que nos llene de su Santo Espíritu en este día y podamos cumplir con el propósito por el cual fue creada la iglesia.

Construyamos el templo

Lectura bíblica: Hageo 1:1 - 14

Hoy vamos a comenzar una serie de mensajes en el libro de Hageo. Es el segundo libro más corto del Antiguo Testamento. Antes de empezar el mensaje debemos entender el contexto histórico y el porque Hageo escribe estas amonestaciones y profecías. Todo empezó con las profecías de Jeremías y de Isaías. En Jeremías veinticinco y en el verso once, nos dice que Israel sería llevada a Babilonia por medio de Nabucodonosor en destierro por setenta años. Y el profeta Isaías en el capítulo cuarenta y cuatro y en el verso veintiocho, menciona a Ciro como un pastor que cuidaría a Jerusalén, donde sería edificada y el templo reconstruído. 

La realidad es que Dios opera en forma soberana a través de la vida de los reyes para cumplir con sus propósitos. Leamos Esdras 1:1 - 7, se le permite regresar en el año 538 a. C. 

En el capítulo tres y en el verso dos, nos dice que bajo la dirección del Sumo Sacerdote, Jesúa o Josué hijo de Josadac y Zorobabel, perteneciente a la descendencia de Joaquin, hijo de Salatiel (Mateo 1:12). Y Jesús proviene de esta descendencia. 

En Esdras 3:1 - 4:5, año 535 a.C. comienzan a reconstruir el templo. Luego en Esdras 4:4 - 8, hay oposición como podemos ver en el verso veinticuatro, año 536 a.C. hasta el año 520 a.C. Así que dieciséis años más tarde, Hageo y Zacarías fueron comisionados por el Señor para exhortar al pueblo y alentarlos. Nehemías fue el encargado de la reconstrucción de los muros y Hageo y Zacarías del templo. Recordemos que el templo en si no era importante, lo que si era importante es que allí representaba la morada de Dios, cuando con la destrucción del templo, cuando con la destrucción del templo la gloria de Dios se apartó de allí Ezequiel ocho y once. Hageo los anima: Construyamos que ya es tiempo. 

I. La importancia del templo en nuestros días - versos 1 al 3

El Nuevo Testamento nos lleva a ver algo que debe ser una prioridad en nuestra vida como iglesia. Necesitamos tener un buen entendimiento de lo que somos ante los ojos de Dios. Vamos a empezar por las enseñanzas que Jesús nos dio en cuanto a este tema. Leamos en Mateo 12:6, aquí habla Jesús como Dios y de que él es muy superior a un edificio. Luego en Juan 2:19 - 21, Jesús hablaba que su propio cuerpo es el templo. Vayamos a Primera de Corintios en el capítulo seis y los versos quince hasta el veinte. Esto es tan grande en cuanto a la enseñanza que Dios nos quiere dar a cada uno de nosotros como creyentes. Ya que el cuerpo del cristiano es un templo espiritual donde el Espíritu de Dios vive. Por nuestra unidad en Cristo, no nos podemos involucrar en el pecado. Pablo dice en forma enérgica: ¡De ningún modo

Luego en primera de Pedro capítulo dos y versos cuatro y cinco, el apóstol Pedro habla de establecer una comunión íntima con Dios. Distinto fue para los líderes religiosos que vieron y comprobaron que Jesús es el Mesías y así lo rechazaron con mucho odio. 

Jesús por haber resucitado, es la piedra viva y nosotros también como piedras vivas, por nuestra unión con Jesús, necesitamos ser edificados como casa espiritual. ¿Cómo podemos ser edificados? y ¿por qué debemos de ser edificados? (1) Efesios 4:15 - Creciendo en todo en aquel que es la cabeza del cuerpo de la iglesia que es Cristo Jesús. Como cabeza, él debe dirigir nuestras vidas por completo. Solo por medio de él podemos conocer nuestro propósito en la vida y como iglesia. El se dio a si mismo, nosotros debemos darnos por igual. El vino para buscar al pedido, nosotros debemos por igual hacer lo mismo. El tuvo misericordia y compasión de la gente, nosotros debemos por igual tener este mismo sentimiento.

Solo por medio de su palabra podemos crecer y madurar. Y Dios usa y constituye a aquellos que él sabe que pueden dirigir su iglesia. Los pastores y maestros. Y lo hizo para perfecciona a los santos para la obra del ministerio y para la edificación del cuerpo (Efesios 4:12). 

Como un cuerpo, todos los miembros son importantes y por lo tanto, todos debemos buscar el bien del cuerpo por entero. Primera de Corintios doce, nos dice que hay diversidad de ministerios y operaciones. En el capítulo catorce, habla que es para edificación, exhortación y consolación. Cinco veces menciona edificación en este capítulo. Cuando todos ejercitamos nuestros nuestros dones todos nos beneficiamos.

II. No ha llegado el tiempo - Verso 2

Israel después de setenta años de destierro, produjo que los enemigos se establecieran en su tierra. Cuando estos regresaron, ese pueblo extranjero intimido a Israel. Es produjo que tomaran posesión y no estaban dispuestos a dejarla (Esdras 4:1 y 4). Nehemías dice que estaban disgustados (Nehemías 2:10). Y por esto quedaron atemorizados para no edificar. Encima escriben una carta al rey Artajerjes diciéndole que si edificaban los muros no iban a pagar impuestos, porque eran un pueblo rebelde. El rey entonces manda a suspender la obra hasta que se diera nueva orden. ¡Y así pasaron dieciséis años!

En Esdras cinco , versos uno y dos, diez al diecisiete y luego en el capítulo seis y versos, uno, once y doce, nos dice que dejaron de construir, aunque tenían la orden y el permiso para hacerlo, no lo hicieron por las constantes amenazas. Produjo que fueran indiferentes con Dios y prefirieron las riquezas para ellos mismos y se olvidaron por completo del templo. Y esto solo demuestra cuales eran las prioridades equivocadas que tenían. El profeta Hageo les muestra el problema que esto causaba cuando uno se convierte en un egoísta y nos falta interés, esto solo traerá mayores dificultades. Vemos en primer lugar que sembraban muchas semillas, pero recogían poco. En segundo lugar comían y no se saciaban, porque recogían poco. En tercer lugar, se vestían y no se calentaban. En cuarto lugar, el que trabajaba a jornal lo recibía en saco roto. Es decir no le alcanzaba el dinero. La razón la da Dios, en los versos nueve al once. Dios cumple su Palabra, esto lo podemos ver en Deuteronomio siete y versos doce, trece, diecisiete al diecinueve y versos veintiuno y veintidós.

III. Hacer una evaluación - Versos 5 - 7

No importa el nivel de madurez que tengamos, como hijos de Dios, debemos evaluar si estamos caminando completamente en la luz y santidad o en tinieblas. Nos evaluamos por medio de la palabra. A la luz de las Escrituras nos preguntamos: ¿cómo estoy? 

En segunda de Corintios en el capítulo trece y verso cinco, Pablo comparte que como iglesia debemos de examinarnos a nosotros mismos si están en la fe o no. El dice que debemos probarnos a nosotros mismos. Las pruebas comprueban donde está nuestra obediencia. Abraham fue probado por Dios y obedeció y por eso fue llamado el padre de la fe (Romanos 4:6).

¿Siento gozo cuando estoy trabajando y sirviendo al Señor? o ¿tengo apatía?

¿Cuáles son mis prioridades? Veamos, la nación de Israel perdió la visión y su capacidad de ver. Setenta años habían pasado y salieron de Babilonia. Volvían a su tierra y se olvidaron por que estaban regresando. El asunto está en lo que dice Dios: "Este pueblo dice..."

Si esperamos a que no exista oposición, o que no tiene que haber lucha, o pensaríamos que no debemos de esforzarnos, no haríamos nunca nada. Que diferencia con: "Así ha dicho Jehová... ". ¿Quién tiene más autoridad? ¿El rey de Persia o el Rey del Universo?

Nuestros esfuerzos y nuestras energías se basan en aquello que es temporario. Perdemos de vista lo que tiene que ver con la eternidad. Por eso, es que aquí en el Sinaí queremos dedicarnos a preparar a los padres en primer lugar. Fuertes en la Escrituras, serán fuertes en entrenar a sus hijos y a cuidar bien a sus esposas. Tenemos un reto que fue diseñado para los niños y jóvenes por asunto del idioma. Y lo hicimos a las once el culto en inglés, con el propósito de acomodar el horario y la facilidad de que pudieran entender el idioma que dominan y practican en la semana. Es un esfuerzo que vale la pena hacer. El grupo de alabanza tiene que correr literalmente de un lado al otro para estar a tiempo para el segundo culto en español. Nos preparamos para el ministerio con el fin de preparar líderes que estén en la sociedad para producir cambios. Matrimonios sólidos que no vayan a sucumbir ante las estadísticas de divorcio que hay en el mundo.

IV. Oyeron la voz de Dios - Versos 12 - 15

Oyeron a este profeta que tendría entre 70 y 75 años. Oyeron la voz de Dios, escucharon sus palabras y temieron. Temieron delante de él. El temor de Dios es el principio de la sabiduría. Hageo hablaba por mandato de Dios y que palabras alentadoras que dio: Yo estoy con ustedes... 

Cuando uno le da cabida y entrada a la palabra de Dios, esta despierta el espíritu del pueblo, infunde valor y energía. Arrepentimiento y obediencia nos dará el poder para realizar la obra de Dios en tiempos difíciles. Lo que es más lindo es que todos fueron tocados por Dios mismo.

Que Dios nos impulse hacia nuevos horizontes y veamos un cambio radical en la vida de esta iglesia.